Noticias

De las algas a los cultivos mediterráneos

Olmix Group y Rusama Ganadería organizaron un simposio técnico sobre nuevas tecnologías de abonado para olivar y maíz el pasado 26 de abril en el salón de actos de ASAJA Córdoba (Córdoba, España).

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Córdoba (ASAJA) acogió el pasado mes de abril la conferencia sobre nuevas tecnologías y estrategias de abonado para los cultivos de olivo y maíz organizada por Olmix Group y su distribuidor Rusama Ganadería, evento que contó con la asistencia de más de 50 profesionales del sector y que supuso una inmejorable ocasión para debatir los principales desafíos de la agricultura en torno al cambio climático y cómo las algas pueden ayudar a desarrollar nuevas técnicas que permitan una producción natural, sostenible y eficiente.

“Los pesticidas provocan cambios radicales en la planta: modifican la bioquímica, perturben la fisiología… Nuestras soluciones a base de algas son altamente asimilables y efectivas en la planta. El proceso de transformación de Olmix permite la obtención de extractos de algas con moléculas muy solubles para una mejor eficacia en su absorción, moléculas pequeñas para una buena penetración en la planta y un contenido específico de principios activos y nutrientes para una respuesta específica de la fisiología del vegetal”.

Para reforzar el mensaje de Veber, Rodrigo Barbudo Muñoz, responsable del Departamento de Agricultura de COVAP, presentó a continuación los resultados obtenidos en un ensayo con el bioestimulante de Olmix, Algomel Push, en el ensilado de maíz.

Llevado a cabo en Lora del Río, Sevilla, el diseño experimental tuvo una densidad de 110.000 plantas por hectárea, una fertilización y uso de pesticidas convencional, teniendo lugar la siembra el 22 de abril de 2017.

Los resultados, según, Barbudo, fueron excelentes:

“De este ensayo se pueden establecer una serie de conclusiones muy interesantes: primero, la producción forrajera aumentó en un 3%, es decir, 1,8t/ha. Segundo, el peso medio de las mazorcas aumentó en un 11% y la relación mazorca-planta aumentó en un 8%. Por otro lado, el contenido de proteína bruta aumentó en un 5%, lo que es un incremento considerable del valor nutricional. Por último, gracias al uso de Algomel Push, la relación beneficio-coste fue de 1,86 euros por euro invertido”.

Rodrigo Barbudo presentó los resultados obtenidos en un ensayo con el bioestimulante de Olmix, Algomel Push

Experiencia práctica de abonado de olivar con algas

Por último, José Ángel Macho, responsable comercial de Olmix Plant Care en España, y Joaquín Claramunt, director de Olivar de la Monja, ofrecieron una visión global del olivar en España y una propuesta de protocolo de actuación para reducir la toxicidad, impulsar las defensas naturales de los cultivos y homogeneizar la producción, entre otros.

El cultivo del olivo debe adaptarse a las nuevas circunstancias y a un contexto completamente diferente al que encontrábamos años atrás: tiene que hacer frente a nuevas enfermedades, se debe modernizar y transformar, se debe dar un manejo de nuevas plantaciones y mantener las producciones en olivares tradicionales. Por ello, es necesario usar nuevas técnicas y estrategias que nos permitan adaptarnos a los nuevos tiempos, apostando siempre por alternativas naturales que reduzcan a su vez el uso de pesticidas”, apuntó Claramunt.

José Ángel Macho: "El cultivo del olivo debe adaptarse a las nuevas circunstancias".

José Ángel Macho: "En Olmix hemos desarrollado un protocolo de aplicación de bioestimulantes y fertilizantes".

Es por esto que el equipo de Olmix Plant Care ha desarrollado un protocolo en olivar joven y olivar ecológico con el cual, a través de fertilizantes y bioestimulantes basados en algas, es capaz de cumplir estos objetivos.

“En Olmix hemos desarrollado un protocolo de aplicación de bioestimulantes y fertilizantes -Melfert, Marathon y la gama SeaMel- con el fin de cumplir con las necesidades del cultivo y hacer frente tanto a situaciones de estrés como a procesos fisiológicos clave. Además de incrementar el rendimiento y la producción, mejora el control del cobre en el suelo, lo que esto se traduce en una mejor concentración de los tejidos celulares, un mayor endurecimiento de la planta y un mejor control de las enfermedades”, apuntó José Ángel Macho.

Tras las conferencias, los participantes del simposio tuvieron la oportunidad de catar un surtido de productos basados en algas, lo cual puso el broche final al acto.