Noticias

Jornada Plant Care en el Breizh Algae Tour 2018

El segundo día del Breizh Algae Tour 2018 tuvo lugar en la explotación agrícola Gollwitzer Agrar en Brandenburg an der Havel, Alemania, donde Olmix Group organizó una jornada de conferencias relacionadas con la industria vegetal.

La necesidad de señalar la gran complejidad de los desafíos que actualmente está enfrentando la industria vegetal y la urgencia de adaptarse a un nuevo contexto marcado por el cambio climático y el rápido crecimiento de la población mundial llevó a Olmix Group a organizar una jornada técnica de campo enfocada exclusivamente en Plant Care durante el segundo día del Breizh Algae Tour.

Llevado a cabo en la granja Gollwitzer Agrar, el acto contó con la asistencia de más de un centenar de profesionales de la industria, quienes tuvieron la oportunidad de participar en un auténtico foro de debate sobre diversas temáticas como la fertilidad del suelo, la estimulación de la producción de cultivos o la economía circular.

“El mundo debe producir más con menos. Debemos encontrar nuevos modelos de producción con urgencia y, por supuesto, las algas son una alternativa real para hacer frente a este desafío. Olmix Group tiene una visión global en la que apuesta por reducir el uso de pesticidas y fertilizantes químicos en agricultura. De hecho, estamos desarrollando una completa gama de productos para mejorar la calidad del suelo y de la nutrición vegetal, y para mejorar la resistencia de los cultivos contra el estrés. Nuestra meta es ofrecer un programa completo basado en algas para apoyar la agroecología”, afirmó Jean-Marie Bocher, director internacional de Olmix Group, durante el discurso de apertura.

Jean-Marie Bocher (Olmix Group).

Jean-Marie Bocher (Olmix Group).

En efecto, la transición de las explotaciones agrícolas hacia nuevas estrategias de producción es uno de los mayores retos que tienen hoy en día los productores. Para ellos, la respuesta es evidente: los actores de la cadena productiva deben aprender a usar todos los recursos disponibles de una manera rentable y eficiente, así como a emplear nuevas técnicas y soluciones naturales como biopesticidas.

Los agricultures tienen que observar, escoger las mejores herramientas y, solo entonces, hacer evolucionar su modelo de producción. ¡Tenemos que avanzar hacia una agricultura baja en carbono! La agroecología es ante todo una agroeconomía del carbono donde el suelo es la base para producir más con menos. La actividad biológica del suelo es la clave y por ello tenemos que encontrar recursos que nos ayuden a estimularla”, explicó Sébastien Roumegous (Centro de Desarrollo de la Agroecología, Francia).

Sébastien Roumegous (Centro de Desarrollo de la Agroecología, Francia).

Mejorando las prácticas agrícolas gracias a las algas

Para sumergirse más en detalle en el potencial de las algas para cimentar las soluciones que la industria agrícola necesita y, de esta forma, dar el paso hacia una producción sostenible, el Breizh Algae Tour preparó una serie de talleres técnicos sobre la incidencia de este recurso natural en los cultivos, los suelos e incluso en la calidad y composición del agua.

Primero, fue Carsten Bammann, Product Manager de Olmix Group, quien se introdujo en este último tema para subrayar la preocupación existente en varios países europeos sobre la mala calidad del agua, un problema directamente relacionado en parte con el uso excesivo de fertilizantes e insumos químicos en agricultura:

“La calidad del agua es un asunto de prioridad absoluta para la salud humana. De hecho, a día de hoy hay una gran preocupación por el exceso de nitratos en el agua. Este exceso de nitrógeno es la consecuencia de utilizar grandes cantidades de fertilizantes y abonos, pero también de una disfunción de la vida de los suelos. Una vez más, todo comienza en el suelo: si tenemos unas condiciones anaeróbicas predominantes en el suelo, estas llevarán a la putrefacción de la materia orgánica y a la emisión de gases, como el CO2, el amoníaco y el metano".

Carsten Bammann (Olmix Group).

Por lo tanto, parece evidente que el suelo es el pilar del ciclo productivo pero… ¿cómo realizar un buen diagnóstico de su funcionamiento para mejorar su fertilidad? ¿Y cómo estimular la actividad biológica del mismo?

“La única vía para generar porosidad en las capas subyacentes del suelo es estimular la actividad biológica y el desarrollo de las raíces. A este nivel ninguna máquina puede interferir… La actividad de las lombrices de tierra va a ser clave para generar la porosidad que buscamos, ya que suben para atrapar la materia orgánica del suelo y después bajan para digerirla. Por ello, si nos llevamos demasiada materia orgánica del suelo, no dejamos suficiente alimento para las lombrices y, en consecuencia, estamos reduciendo su capacidad de mezclar el suelo y de crear galerías. El mayor desafío para las generaciones venideras es limitar el uso de fertilizantes, sacando más provecho a lo que tenemos bajo tierra: ¡el suelo y su actividad biológica!”, apuntó Benoit Le Rumeur (Olmix Group).

Benoit Le Rumeur (Olmix Group).

Benoit Le Rumeur (Olmix Group).

Precisamente, Olmix Plant Care se caracteriza por invertir en materia de investigación y desarrollo para, primero, permitir una producción con menos insumos químicos y, segundo, para apostar por biosoluciones como bioestimulantes y biopesticidas que mejoren las defensas de las plantas y la rentabilidad de los cultivos. ¡Los extractos específicos de algas ha demostrado su enorme potencial!

“Gracias al entorno específico en el que crecen las algas, estas poseen unas propiedades únicas que las hacen muy resistentes al estrés; los extractos específicos de Olmix incrementan la resistencia de los cultivos al estrés abiótico. Ya experto en la producción de bioestimulantes basados en algas, Olmix Group está trabajando ahora en desarrollar biopesticidas basados también en algas:

  • Los bioestimulantes mejoran absorción de nutrientes por parte de la planta y su resistencia al estrés abiótico.
  • Los biopesticidas ayudan a la planta a hacer frente a enfermedades y a reducir el uso de pesticidas químicos.

Florian Tilly y Emmanuel Bausson (Olmix Group).

Estudios recientes junto a colaboradores como Sciences Agro Atlantique o Vegenov avalan la eficacia de estas biosoluciones de algas para el rendimiento y la rentabilidad de los cultivos”, apuntaron Florian Tilly y Emmanuel Bausson, de Olmix Plant Care, durante la sesión.

Finalmente, la ‘economía circular’ volvió a tomar protagonismo de la mano de Jérôme Alix y Franck Bienne (Olmix Plant Care), quienes impartieron una ponencia sobre el valor de la materia orgánica en beneficio de cultivos y forrajes.

“El uso de fertilizantes minerales y abonos genera emisiones de carbono y nitrógeno. La pérdida de nutrientes y carbono supone pérdidas económicas, ya que daña el medio ambiente. El modelo global actual es imperfecto. Es necesario maximizar el reciclaje de elementos: el carbono para alimentar la vida del suelo y los nutrienes para alimentar las plantas. Cada uno de los componentes de la biodiversidad del suelo es esencial para transformar los residuos y abonos… Si uno de estos componentes falta, ¡será imposible conseguir una transformación completa de la materia orgánica! Gracias a las algas, Olmix es capaz de proporcionar soluciones para mejorar la calidad de suelo y de optimizar la transformación de esta materia orgánica tan importante”, ambos concluyeron.

Jérôme Alix y Franck Bienne (Olmix Group).

Tras la sesión, Hervé Balusson, CEO y fundador de Olmix Group, agradeció la participación de los ponentes y los asistentes, tras lo cual cerró el evento junto a Stefan Schulze-Bergcamen, propietario de la explotación donde se llevó a cabo el segundo día del Breizh Algae Tour.