Noticias

Macroalgas en horticultura

Olmix Group llevó a cabo una conferencia sobre los beneficios de las alternativas basadas en algas marinas en horticultura en un reciente acto en la Universidad de Chapingo, México.

“Las excepcionales propiedades de las algas las convierten en el recurso perfecto para las prácticas de horticultura”, fue la frase con la que Georges Veber, Director Técnico de Olmix Plant Care, comenzó su presentación el pasado 8 de agosto en la Universidad de Chapingo (México), donde decenas de estudiantes y profesionales del sector agrícola se dieron cita para conocer las últimas novedades de Olmix Group sobre las estrategias a llevar a cabo en estas técnicas de cultivo.

“Las algas son un recurso renovable único en el mundo. Su velocidad de crecimiento es la mayor que podemos encontrar en la naturaleza, llegando hasta un 30% en un solo día. Además, producen más del 50% del planeta y juegan un papel fundamental en el efecto invernadero. Por otro lado, poseen un gran potencial aplicable tanto en plantas como en animales y personas, pero bien es cierto que es un recurso que, a día de hoy, no está muy explotado”, explicó Veber.

Georges Veber durante la conferencia.

Aunque existan diversos tipos de algas, todas ellas poseen una serie de componentes y propiedades beneficiosas. Olmix Group ha sido capaz de desarrollar una tecnología avanzada e innovadora para extraer componentes activos de las macroalgas marinas y utilizarlos en horticultura:

“Aquí estamos hablando de algas verdes y rojas. Estas algas están compuestas por una serie de polisacáridos sulfatados, proteínas, lípidos, minerales, vitaminas, pigmentos y otros metabolitos secundarios. El proceso de transformación de Olmix permite la obtención de extractos de algas con moléculas muy solubles para una mejor eficacia en su absorción, moléculas pequeñas para una buena penetración en la planta y un contenido específico de principios activos y nutrientes para una respuesta específica de la fisiología del vegetal”.

Por lo tanto, las algas han mostrado ser una alternativa a tener en cuenta para la gestión de la salud vegetal. Tal es así, que estudios recientes avalan sus excelentes resultados en nutrición vegetal y su viabilidad para ser usadas como bioestimulante y elicitor debido a sus propiedades únicas:

  • Los lípidos y azúcares proporcionan energía a la planta.
  • El alto contenido en proteínas ofrece un amplio abanico de aminoácidos esenciales.
  • Los minerales son básicos para mantener y reforzar la estructura de la planta.
  • Las vitaminas apoyan el buen funcionamiento.

“Las algas son como una especie de cóctel de elementos nutritivos orgánicos y minerales. Contienen una serie de moléculas que van a estimular el metabolismo de la planta, así como sus procesos bioquímicos y fisiológicos. Esto resulta en un efecto bioestimulante y elicitor que hace posible un incremento del rendimiento y de la producción, así como una mejora del control del cobre en el suelo. A su vez, esto se traduce en una mejor concentración de los tejidos celulares, un mayor endurecimiento de la planta y un mejor control de las enfermedades”, concluyó Veber.

Georges Veber durante la conferencia.